Marketing Sostenible 3.0

sostenible

Creo que ya vamos desgranando este tema de una forma más concreta, y en este ultimo post dedicado al marketing sostenible, me gustaría ir definiendo los conceptos y las ideas expuestas en los post anteriores. Como bien había dicho, la razón del mercado impone sus dogmas totalitarios, y esto hace que tanto las empresas, gobiernos y consumidores terminen ejerciendo el proxenetismo (en el sentido original del término).

Este artículo está escrito para personas  inteligentes e inquietas que ahora mismo sienten la necesidad de darle un nuevo sentido al marketing y en general a la economía. ¿Cómo? Ejerciendo una función útil, alineada con los valores y la ética que anidan en lo profundo de su corazón. O dicho de otra manera: formando parte de un proyecto  que genere riqueza real para la sociedad y del que uno pueda sentirse realmente orgulloso.

A priori puede parecer una propuesta algo ingenua, pero hay un dicho que dice que “No hay mas verdad que la búsqueda de la verdad”, y realmente me gustaría pensar que otro mundo es posible, ya que no quiero dejar un mundo donde el sistema productivo ha convertido el sistema financiero en una maquina de deudores y de  consumidores “ciegos”.

Necesitamos un cambio de paradigma organizacional y economico que sea  imparable e ineludible.

Pero ¿qué es un paradigma organizacional? Según el filósofo del management Steven Covey, “es la manera en la que las empresas ven, comprenden y actúan en el mundo”. Y puesto que las compañías son organismos vivos, tienen sus propias “creencias” (que condicionan su forma de comprender la vida), “valores” (que influyen en su toma de decisiones) y “aspiraciones”, que marcan aquello que desean conseguir. Para Covey, este paradigma organizacional también determina sus “necesidades” y “motivaciones”. Es decir, lo que las empresas consideran que necesitan para gozar de bienestar económico y lo que les mueve a hacer lo que hacen día a día.

La mayoría de empresas se rigen inconscientemente según el “viejo paradigma organizacional y economico”. O sea, por la antigua manera de pensar. Y esta se caracteriza por creer que los atributos materialistas (como el dinero, el estatus y el éxito) nos conducen a la felicidad; por valorar obsesivamente el lucro en el corto plazo, y por aspirar a crecer económicamente de forma ilimitada. Y por todo ello debemos cambiar el modelo, y es aquí donde los jóvenes (y no tan jóvenes), deben ser el principal catalizador para ese cambio.

Por eso aunque suene a una arenga, el ser humano posee cierta tendencia a la la resurrección inexplicable….y por ello dejemos el pesimismo para tiempos mejores, y pongámonos todos el traje de faena por que entre todos podemos revertir esta situación.

Gracias y un saludo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s